Tiempo es nuestro mayor recurso

images

Siempre tenemos tiempo para lo que nos importa.

Donde esta tu corazón esta tu Dios.

Si eres de los que dicen no tener tiempo para…

Mejor cambia la frase a No quiero hacerlo…

Así de fácil. Para que tanto brinco si el suelo esta parejo.

Si eres honesto. Si somos honestos con nosotros mismos, sacamos tiempo de donde sea para lograr lo que nos interesa.

1295746_livsfilosofi

Seguramente has escuchado la siguiente reflexión:

 

Sabes hijo, nunca he tenido tiempo para jugar contigo.

Encontré tiempo para todo, menos para verte crecer. Nunca he jugado al dominó, a las damas, al naipe o a la batalla naval contigo, y siento que me necesitas, pero sabes, soy muy importante y NO TENGO TIEMPO. Soy tan importante para los números, invitaciones sociales y una serie de compromisos ineludibles, y dejar todo esto para sentarme a jugar en el suelo contigo…. NO, NO TENGO TIEMPO.

Un día viniste hasta mí con el cuaderno de la escuela. Ni lo miré, seguí leyendo el diario. Al fin de cuentas los problemas internacionales son más serios que los de mi casa. Nunca he visto calificaciones tuyas, ni sé quién es tu maestra. No sé ni cual fue tu primera palabra. Pero tú entiendes. NO TENGO TIEMPO. De qué sirve saber las mínimas cosas de ti, si tengo tantas cosas grandes que hacer.

Vaya como has crecido. Ya superaste mi cintura. Estás alto. No me había dado cuenta de eso; porque día y noche mi vida es una carrera. Y cuando tengo tiempo prefiero usarlo afuera. Y si lo uso aquí me pierdo enmudecido frente al televisor y la radio, porque la televisión y la radio son muy importantes y me informan mucho.

Sabes, hijo mío, la última vez que tuve tiempo para ti, fue una noche de amor con tu mamá cuando te hicimos. Sé que te quejas. Sé que sientes falta de un palabra, de una pregunta mía, de un juego, de un puntapié en tu pelota, pero NO TENGO TIEMPO.

Sé que sientes falta de mi abrazo, de reír, de jugar conmigo, de ir a pie hasta la esquina a comprar refrescos, de correr hasta el kiosco a comprar Pato Donald. Pero sabes cuanto hace que no ando a pie por la calle. NO TENGO TIEMPO. Pero tú entiendes : soy un hombre importante, tengo que atender a mucha gente, dependo de ellos. Hijo, tú no entiendes de negocios, en realidad soy un hombre sin tiempo. Yo sé que te enojas porque las pocas veces que hablamos es monólogo, sólo yo hablo y el 99 por ciento es discusión.
¡QUIERO SILENCIO!

¡ Quiero tranquilidad ! y tú tienes la pésima costumbre de venir corriendo encima de mí, tienes la manía de saltar en mis brazos. Hijo NO TENGO TIEMPO para abrazarte, NO TENGO TIEMPO para hablar sin ton ni son con chicos, ¿ qué entiendes tú de computadoras, cibernética, nacionalismo ?

Sabes, hijo mío, NO TENGO TIEMPO. Pero lo peor de todo, lo peor de todo es que si te murieses ahora, ya en este instante me quedaría con un dolor en la conciencia y en el corazón, porque NUNCA, NUNCA HE TENIDO TIEMPO PARA JUGAR CONTIGO. Y en la otra vida, seguramente Dios no tendrá tiempo de por lo menos dejarme verte, dejarme abrazarte y darte un beso.

imgres-2

Es muy antigua, pero a la vez bastante actual.

Tú ¿Para qué NO TIENES TIEMPO?

Esta semana estableceré prioridades y definitivamente SI TENDRÉ TIEMPO.

Gracias a Dios es Lunes

Tu amiga Blanca Mercado

La disciplina en nuestra vida

images-4

¡Gracias a Dios es Lunes!

¿Te ha pasado que te propones algo y no lo cumples?

Pues este año me he propuesto acompañarme a mi misma en cada una de mis metas. Te paso al costo el ejercicio para que lo apliques en tu vida. La idea es que no vivas en tu vida el repetir la experiencia de ver finalizar el año sin haber logrado tus metas.

Lo que hice fue muy sencillo.

Primero elabore en un corcho un mapa del tesoro como yo le llamo donde anote todas mis metas y puse una imagen relacionada con las mismas.

puerta-mural

Diseña tu mapa mental

Lo coloque cerca de mi cama para que al despertar lo pueda ver. Eso me permite checar mis avances.

Después cada mañana hago una lista con los pendientes del día verificando este cumpliendo mis metas.

Cada anochecer verifico que se cumplió y que falta.

Cada fin de semana verifico lo que logré.

La idea es ver avances por mes y antes de terminar el año estar lista con los resultados.

Este año me he propuesto ser más ordenada y tener más estructura. Me ha dado mucho gusto ver los resultados.

¿Tú cómo vas?

¿Tienes claro lo que lograrás este año?

¿Qué estrategia estas siguiendo al respecto?

Hoy es un buen día para comenzar. No desistas en tus deseos.

Solo es cuestión de estructura.

Tu amiga

Blanca Mercado

Comienzo el año con el pie derecho

images

Están remodelando mis oficinas  y todo es un caos. Esperaba que los maestros de obra llegarán y mi vecina me dijo:

  • ¿Cómo cree Blanquita? Es lunes. ¿Qué no sabe que hacen san lunes? Es de todos conocidos. Mejor váyase. De seguro no vendrán a terminar su trabajo.
  • Yo si creo que vendrán
  • ¿Por qué esta tan segura?  Después de la fiesta de fin de año todos se emborrachan. Deben estar dormidos.

Mi vecina entró a su casa con cara de pobre mujer aún cree en los milagros.

Pasaron por mi mente varias cosas.

¡Tiene razón!

¡Yo creo que vendrán!

Antes de irse el sábado ya muy tarde les dije:

  • Muchachos vendrán el lunes ¿verdad?
  • Pues… (Contesto el líder de los trabajadores)
  • Por favor. Cambien el concepto de su gremio. Los mexicanos somos puntuales y somos cumplidos. Si lo hacen algo cambiara para ustedes. Se los prometo.

Se miraron entre ellos y salieron.

image1_remodelacion

Quede en medio del polvo con la firme esperanza de que si pasaría. Pero para ser sincera también pensaba que probablemente al calor de las copas olvidaran su propósito.

Mientras me tomaba una taza de café los vi entrar a los tres con su ropa de trabajo.

No sabes lo feliz que me sentí.

No solo porque hoy terminan la obra. Sino porque cumplieron su palabra.

Los mexicanos si cumplimos, somos ordenados, responsables y agradecemos que sea Lunes para comenzar con nuestro reto.

Por eso Amo los Lunes.

Buen comienzo de año.

Buen inicio de año

Buen día para ti amigo, amiga mía.

Blanca Mercado

Los cambios duelen

Estoy haciendo cambios por dentro y por fuera de mi vida y definitivamente duelen.

Duele salir de tu zona conocida. De lo que esta ahí de lo que ya conoces.

Duele desprenderte de cosas que te han acompañado y que tienen historia.

Duele tanto. Pero al mismo tiempo una voz interior te dice ¡Adelante!

Comencé a remodelar mi oficina. Y descubrí que acumule muchos objetos y que los he estado cambiando de un lugar a otro. Pero también me di cuenta  que varios de esos objetos deben irse.

¿Por qué cuesta tanto trabajo soltar? ¿Por qué es tan difícil sacar objetos de casa?

Se le conoce como el síndrome de la acumulación compulsiva.

Se define la acumulación como la adquisición e incapacidad para tirar y desprenderse de objetos y pertenencias que aparentemente son inútiles o de valor muy limitado. 

Esta acumulación de objetos viene dada por dos

componentes:

por un lado, la adquisición de objetos, y por otro, la incapacidad para tirar estos objetos adquiridos, que se van almacenando con el tiempo.

Eliminando el desorden nos permite centrarnos  en lo relevante.

“El acumulador no quiere tirar por dos razones:

1. por temor a necesitarlos más adelante (“por las dudas”)
2. por apego emocional

obsesionlimpieza-960x623

Te presento una guía de preguntas que me ayudo bastante al respecto:

  1. ¿Utilizo esto?

  2. ¿Cuanto tiempo desde que utilizo esta cosa la última vez?

  3. ¿Lo voy a utilizar de nuevo?

  4. ¿Vale la pena el espacio que ocupa en mi casa

Unido a este cambio de actitud y búsqueda del orden se presenta el ser más consciente al adquirir objetos.

383355_origEl

Uno de los consejos para cambiar nuestros hábitos consumistas es preguntarse una serie de cosas antes de comprar algo:

¿Realmente necesito esto? Si he vivido sin esto hasta ahora, ¿puedo seguir haciéndolo?

El objeto que estoy a punto de comprar ¿es duradero, o dejará de funcionar pronto?

Los objetos que tengo en mis cajones, y en mi escritorio ¿son necesarios? ¿o simplemente están almacenados sin motivo?

Sólo dedicándole unos minutos a esta reflexión se puede obtener un espacio más limpio y ahorrar plata al mismo tiempo.

Mientras menos objetos se tenga, menos hay que ordenar y más tiempo hay para lo esencial. El desorden o el exceso de cosas afecta a nuestras vidas sin que nos demos cuenta.

Genera estrés el estilo de vida consumista, ya que constantemente “necesitamos” más cosas y nos frustramos por no poder tenerlas. Despojarse de lo material  te da una  sensación de libertad.

Enfrenta la dura realidad: Si no has utilizado un objeto en el último año es muy poco probable que lo vas a utilizar de nuevo.

Toma la decisión y deshazte de ello.

La paciencia

Debo confesar que soy muy intensa y acelerada. Siempre quiero las cosas para ayer. Como podrás imaginarte me desespera cuando las cosas no son inmediatas. Pero la vida es una gran maestra y en este proceso de convertirme por voluntad propia en alguien más paciente decidí tomar como mi maestra a una lechuga.

Nada mejor que la observación de la naturaleza para trabajar con la paciencia en tu vida.

Compre un sobre de semillas de lechuga y la sembré siguiendo las instrucciones. Hasta ah todo bien pero el proceso ha sido muy lento.

Han pasado varias semanas y mi querida lechuga ha crecido de poco a poco.

Este proceso me ha servido para valorar el trabajo del agricultor. No es tan sencillo, Te cuento que mi lechuga ha presentado  serias dificultades como el ataque de un gusano. Que por suerte no acabo con ella. Después una especie de hongos. Después de luchar con sus adversidades le lechuga ha ido creciendo como podrás ver.

fullsizerender-21

¿Cómo cultivar la paciencia?

Fui observando a mi lechuga y por más que me desesperará todo tiene su tiempo.

Descubrí de este proceso que aún no termina que:

1.- Lo que siembres cosechas

Cómo quiero obtener una buena respuesta si yo soy impaciente. La semilla de la paciencia es fundamental.

2.- Cuidar día a día

Descubrí que no podía dejar de cuidar el proceso ni un solo día. Si yo pretendo ser paciente reviso mi ciclo cada día. ¿Cómo voy?

3.- Librar mis propias batallas

Como la lechuga habrá  batallas importantes como el enfado, la desesperación, el enojo etc. Como la plaga de mi lechuga también mis emociones  pueden verse afectadas.

4.- Esperar la mejor cada día

Me sentía como el principito y la rosa. Pero yo más bien sería la versión de la reina y la lechuga. Así como el principito aprendió que  su rosa era única por que él la amaba, yo he aprendido que mi lechuga que me ha venido a enseñar paciencia es única por la atención y cuidado que yo le doy.

Pues espero que este inició de semana sea genial. ¡Gracias a Dios es lunes! y seguiré trabajando mi paciencia.fullsizerender-26

1 2 3 91