El desapego minimalista

download-1

La sabiduría del despego es el tema que quiero hoy trabajar contigo. Te invito a que lo tomes con calma porque viente con todo.

“El que es desinteresado lo posee todo. Porque no quiere nada. En cuanto dejes de desear algo, lo obtendrás multiplicado”

El minimalismo es una filosofía que va de la mano con el desapego.

Necesito quedarme un poco aquí antes de seguir. Es demasiado sencillo y por lo tanto profundo.

Es todo lo contrario a lo que me han enseñado o yo he querido aprender. Siempre pensé que el desear hasta la terquedad era la formula de mi éxito. “Si lo quiero lo consigo”.

Este principio rompe mis paradigmas. Eso me molesta bastante ¿No se a ti?

Pero ya más calmada (una taza de té de tila ayuda bastante) ¿Y si fuera verdad?

Mi vida había sido hasta ahora muy intensa. Efectiva pero intensa. Trabajar, comprar, trabajar, comprar, comprar, trabajar. ¡Vaya formula!

¿Qué es el deseo?

¿Hace daño desear?

¿Se puede desear sanamente?

¿Cómo voy a conseguir lo que deseo, dejando de desearlo?

Por un momento me sentí perdida. Pero de pronto se hizo la luz.

El deseo surge del anhelo y genera la motivación y el impulso para lograrlo. El deseo nos lleva a satisfacer nuestros anhelos.

Existen dos clases de deseo:

a) El deseo preferencia

b) El deseo exigencia

El deseo exigencia, es egoísta, se basa en la parte más obscura de la persona. Es desgastante y destruye. La vida de quien desea de esta forma se llena de problemas en las que siempre figura como la víctima.

El deseo preferencia es el deseo desinteresado y nos llena de paz y tranquilidad. “Hágase tu voluntad señor”

¿Cómo podemos vivir el desapego en nuestra vida?

Deseando pero a la vez soltando el deseo. Buscando sentido al resultado. Sabiendo que lo mejor para todos es lo que vendrá.

El deseo sin apego da libertad.

El desapego se basa en la belleza de la incertidumbre. Lo deseo pero lo dejo en manos del Universo. Que posiblemente tenga planes mejores para mí. Y eso esta bien.

Se que esto último se opone a la lucha constante por lograr nuestros sueños. Pero ¿Si fuera esto verdad?

Te comparto que hace cuatro años tome un año sabático. En el que literalmente deje todo en manos de Dios. Extrañamente fue el año en que viaje a más lugares y todo se resolvía de una manera sencilla.

Sinceramente da miedo tanta belleza. Después del año que me di permiso, comenzó de nuevo mi carrera de lucha contra los obstáculos para lograr mis deseos. Debo confesarte que durante ese año “No use dinero” era parte de mi experimento.

¿El desapego es posible?

 

La ley del desapego dice que para conseguir cualquier cosa en el universo físico debes primero renunciar a él. Pero te aclaro no renuncias a tu intención. Renuncias al apego del resultado.

images-1

El desapego hace tu vida ligera

El apego viene de esa sensación y frecuencia de pobreza. El Desapego de la consciencia de la abundancia. Todo lo que necesitas vendrá a ti en su momento. De nuevo “Hágase tu voluntad”

Esto quiere decir que nuestro apego al dinero es lo que atrae pobrezaimgres-12

Renunciar a nuestro apego nos ubica en una zona desconocida. El minimalismo es parte de este proceso de soltar amarres y  caminar ligera por la vida.

Pero esto lo he dicho tanto en mis conferencias y sesiones. hoy quiero encontrar una formula que nos permita vivirlo.

Se ha confirmado que solo el 5% de las personas que leen un libro lo aplican. Un 95% solo sintieron bonito. Me rehuso a que eso ocurra esta vez.

Tenemos tantas cosas, que estas terminan poseyéndonos.

Pasos para vivir el desapego y aplicarlo al Minimalismo:

1.- Menos posesiones. Esto impacta pues se nos ha enseñado que tener éxito es todo lo contrario. El desapego esta en este principio. Tener menos para vivir mejor.

Eso implica que tu ansia. Nuestra desesperación por poseer casi de forma automática tendrá que detenerse como el día a lo noche, de forma natural. Casi imperceptible.

¿Cómo llegaremos a necesitar menos?

Tomando consciencia de nuestras necesidades reales. Conscientes.

Se trata de dejar de preocuparte por adquirir objetos o relaciones que en verdad no deseas ni necesitas.

De dejar de trabajar por el único objetivo de tener.

Dejar de preocuparte por aparentar. Por complacer a los demás. Estar más consciente de lo que te hace feliz. Terminar por valorar las cosas pequeñas y significativas.

2.- Menos que hacer. Te sentirás un flojo. Tal vez este es el principio que más trabajo me costo. ¿Menos que hacer? Desde pequeña me sentía culpable por no estar “ocupada” me inventaba que hacer para evitar estar sin hacer nada. Consecuencia. Me cuesta mucho descansar y relajarme. Te recuerdo que estos aspectos, descansar y relajarse son los padres de la creatividad. ¿Quién tiene éxito sin ser creativo? ¿Quién puede resolver problemas sin ser creativo?

Te comenzarás a sentir más libre. Más liviano.  Buscar la felicidad dentro de nosotros y no fuera.

Estamos tan apegados al reconocimiento no podremos detener la influencia del ego buscando insaciablemente más reconocimiento. La droga letal. Queremos más y más reconocimiento. Jamás es suficiente. Por ello no nos “podemos” aparentemente detener.

¿Sabes por qué nos cuesta tanto despegarnos de las cosas, personas, situaciones?

Porque sentimos que nos pertenecen. Con ello nos aferramos. Pero si nada es realmente nuestro. Nada nos pertenece. Pasa por nuestra vida por algo y para algo. Pero no se queda. Se muere, se pierde, lo roban, lo regalamos.

Nos han enseñado que entre más hagamos más tendremos. Que entre más espacio llenemos más éxito social ¿Es esto verdad?

Cuando somos capaces de soltar nos liberamos. Vivimos y disfrutamos.

¿Por qué es tan difícil dejar ir esos objetos y más aún esas personas que ya no quieren estar con nosotros o que sencillamente necesitan irse y seguir su camino? ¿Por qué es tan complicado dejar de hacer todo lo que no nos da felicidad?

El desapego en mi casa y en mi vida

 

3.- Menos lucha emocional

El aferrarte nos cansa. ¿Te imaginas una vida sin apegos? Dejar de:

1. Conseguir o Tener 2. Retener y 3. Conservar

Suena interesante.

¿Qué necesidad sufrir por no perder cosas, personas, situaciones, momentos?

Los seres humanos generamos relaciones afectivas con personas y cosas. La separación de ellos, cuando llega el momento, se torna dura y difícil y, en muchos casos, insoportable.

Ese proceso de “dejar ir, dejar pasar” es diferente en cada caso y en cada persona, pero los especialistas afirman que la primera recomendación es aceptar lo que ya no se puede cambiar (resignación) y darse un periodo de duelo, para al final dejar ir.

El apego es una de las mayores causas de sufrimiento de las personas.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *