Apetito emocional

girasol_C8760

blanca2

¿Tienes hambre o apetito?

Una dieta no basta. Un buen programa de ejercicio no basta. Tampoco es suficiente dieta y ejercicio.

Comencemos distinguiendo entre comer por hambre o por apetito. Hambre es cuando tu cuerpo necesita alimento. Apetito es el deseo psicológico de comer. El apetito dispara emociones y sensaciones y experiencias. El hambre es tu estómago el que manda señales.

Comemos más por apetito que por hambre.  Por ello es que puedes iniciar una dieta con las mejores intenciones y propósitos pero si no controlas el factor emocional es muy relativo que tengas éxito.

El apetito esta dominado por emociones, frustración, soledad, enojo, depresión, estamos tan acostumbrados a enmascarar nuestras emociones que si estamos tristes comemos, si estamos enojados comemos, si queremos levantar nuestro animo comemos también.

con tanta ansiedad se reduce nuestra capacidad de autocontrol lo que induce a comportamientos poco sanos como comer obsesivamente. Recuerda a menor serotonina mayor ansiedad por comer sobre todo dulces porque al bajar nuestra glucosa se genera una necesidad impulsiva de alimentos energéticos.

Si la comida te calma y te desensibiliza de un dolor emocional te darás cuenta por que sientes más hambre en los momentos difíciles.

Tu amiga

Blanca Mercado

 

 

¿Maltrato mi cuerpo con la comida?

Alimentacion sana

Existen aspectos psicológicos que facilitan que logremos el cuerpo deseado. Tus emociones y la manera en que las manejas influyen en la forma de tu cuerpo.

Muchas personas después de una terapia comienzan a bajar de peso.  Incluso sin necesidad de hacer dietas. ¿Por qué?  Por qué las emociones pueden llevarnos a comer insanamente.

Los Bloqueos

Te ha pasado que cuentas a todo mundo que estas a DIETA y antes de las 24 horas ya claudicaste.

¿Sabes por qué?

Utilizamos la comida para lastimarnos.  Nos bloqueamos con  la mente consciente. Con la subconsciente  y de paso con la inconsciente.

¿Qué hacer?

Identifica tus bloqueos y habla con ellos.

¿Cómo?

Repite en voz alta todos tus bloqueos que te dices. Lánzalos al universo y libérate.

 Decálogo para bajar de peso emocionalmente

1.- Me acepto y me aprecio ahora mismo.

2.- Soy capaz de superar mi problema de adicción a la comida

3.- Me siento bien conmigo misma

4.- Tengo una actitud positiva

5.- Tengo mucha fuerza de voluntad

6.- Mi cerebro es mi aliado

7.- Mis defectos son mis aliados en mi vida

8.- tengo objetivos  claros

9.- Soy creadora de mi destino

Ahora, solo come cuando tengas hambre de verdad. Masca lentamente cada bocado. Concéntrate en actividades positivas. Compaña tus comidas con agua natural. Siente como los alimentos entran a tu cuerpo y se vuelven parte de ti.

Disfruta tu comida.