Yo también soy Estela

DSC05208

Por Blanca Mercado

10805664_825936867458001_2953807700496866001_n

Una mañana desperté con el impulso incontrolable de comenzar a escribir.

La historia era de una Mujer llamada Estela.

Primero pensé que era por el nombre de mi madre. Pero me di cuenta que esa no era la razón.

Estela significa señal o marca en el camino.

El personaje de Estela comenzó entonces a surgir.

Como escritora me sentí orgullosa, pero para mi sorpresa a penas unos cuantos renglones la obra me fue arrebatada de mis brazos.

Se que suena absurdo. Pero así fue. Me sentí molesta e incomoda. Ya no era Yo quien escribía sino el personaje que me contaba su historia. Más bien la dictaba.

“Soy Estela déjame hablar”

– Es mi obra le respondí.

– Ya no lo es. Ahora es la obra de todas las Mujeres.

Intente comprenderla. Ella había sido formada en una familia tradicional donde la sumisión era algo natural. Sentí tanta compasión por ella. Pero me duro muy poco.

La muy insolente tomo mi pluma e hizo de Mujer Invisible la voz de toda Mujer.

Mi compasión por Estela se torno en admiración.

Cada mañana despertaba deseosa de saber más de ella.

¿Cómo se enamoró de Rodolfo? ¿Cómo podía obedecer sin protestar?

Hasta cuando ella decide casarse, yo le gritaba desde mi espacio ¡No lo hagas! por favor detente. ¿Que no ves lo que esta a punto de?…

Jamás me escucho.

Sentí miedo, coraje.

Mi entorno lo notaba.

Lance un taller llamado ¡Ya basta a la violencia! donde varias Mujeres compartieron conmigo su experiencia.

Me sentía impotente y a la vez inquieta por saber más.

Estela ya no era solo un personaje, era una voz con fuerza que me dictaba sus razones.

Yo quería ayudarla. ¡Juro que era lo que más deseaba!

Ayudarla a salir de su existencia de abuso a sus límites en diversas formas.

Pero una mañana me vi al espejo.

Y la vi a ella y te vi a ti. Y vi a todas las Mujeres.

Sentí tanto impacto que cerré mis ojos por unos instantes.

Al abrirlos había una luz inmensa que me rodeaba.

No estamos solas. Dios nos abraza.

La vi caer, la vi levantarse, quise ayudarla y no vio mi mano.

En mi soberbia insistí en levantarla y como un rayo que atreveos mis entrañas directamente, guarde silencio.

Me volví más humilde a la fuerza. Ahora esperaba el desenlace y Estela me sorprendió con su historia una vez más.

Que inútil resulta un escritor ante un personaje vivo.

Aprendí a callar.

Yo no se escribir novelas.

Mujer Invisible le pertenece a Estela.

Ese personaje vivo que me tomo como instrumento para contar su vida, tu vida, mi vida, la vida de todas las mujeres de todos los tiempos.

“Cuando el alumno esta listo el maestro aparece”

Gracias Estela

 

 

¿Por que millones de Mujeres en todo el mundo son víctimas de relaciones inconvenientes y no saben cómo salir de ellas?

¿Es por miedo a la soledad, al abandono, a volver a empezar?

Estela te comparte su pensamiento y sentimiento. Cualquier mujer orgullosa de serlo no podría prescindir de conocer su historia porque también es nuestra historia. Hombres es hora de compartir responsabilidades. Un mundo sin violencia es nuestro destino.

 

Los hombres y las mujeres en el trabajo

competencia-hombre-mujer-gender-discrimination-genero-business-trabajo-laboral
  • ¿Qué es el éxito para los hombres y mujeres?
  • ¿Es diferente el trabajo para hombres y mujeres?
  • ¿Quién disfruta más el trabajo los hombres o las mujeres?
  • ¿Qué diferencia hay entre hombres y mujeres al momento de elegir nuestra misión de vida laboral?
  • ¿Qué nos impide disfrutar el trabajo?
  • ¿Quién emprende más al momento de crear una empresa?
  • ¿Podríamos trabajar en equipo hombres y mujeres?
  • ¿Es sano trabajar en pareja?

Te despiertas por la mañana, te estiras, abres los ojos y recuerdas que tienes que ir a trabajar  ¿Por qué a mí? ¿Solo pensar en tu jefe te provoca dolor de estómago?  Definitivamente algunos se vuelven protagonistas del drama a la hora de trabajar.

¿Qué podemos hacer para cambiar esta situación?

Según el resultado de diversas encuestas a nivel nacional las mujeres al trabajar focalizan mejor sus retos. Entre mujeres son extremas o se súper apoyan o se matan entre sí. Sus reacciones ante los retos son más emocionales. Se esfuerzan para demostrar que son capaces. Son más expresivas. Son más responsables. Se comprometen más. Colaboran más a favor del clima laboral. Son más flexibles para dar órdenes y permisos. Muy buenas para negociar, más comprometidas con la familia.

Los hombres en cambio, entienden mejor las instrucciones. No mezclan su vida familiar y personal, necesitan ser reconocidos, son menos formales, más competitivos, tienen metas concretas. Le dan más importancia al trabajo que la familia, son más dependientes de una asistente, son más explosivos.

No es ninguna novedad  que hombres y  mujeres pensamos distinto, los últimos avances de las neurociencias han revolucionado este campo de estudio.

Hasta ahora se sostenía que esas diferencias se debían al funcionamiento de las hormonas sexuales o a los condicionamientos sociales.

Se creía que la estructura básica del cerebro de hombres y mujeres era la misma. Sin embargo, estudios científicos recientes realizados mediante resonancias magnéticas  han demostrado que no somos  iguales, aunque el 99% de nuestros genes sean idénticos, ese 1% hace una gran diferencia.

No hablamos de capacidades o aptitudes mayores o menores, sino de una realidad hormonal distinta. Se investiga, por ejemplo, ¿por qué las mujeres somos más propensas a sufrir ciertos trastornos como la depresión? Se estudia también  de qué manera los niveles de hormonas impactan en la toma de decisiones. Un estudio en la Escuela de Medicina de Harvard encontró que la región del cerebro en la que se procesan las decisiones y la resolución de problemas (es en el lóbulo frontal)  y esta era proporcionalmente más grande en las mujeres. También se encontraron diferencias en la corteza límbica, que regula las emociones, que es más grande en el cerebro de las mujeres. Otros estudios han descubierto que el hipocampo, involucrado en la memoria de corto plazo, era mayor en las mujeres.

Entre las regiones que se cree que son más grandes en el cerebro de los hombres se destaca la corteza parietal, que procesa los signos de los órganos sensoriales y está involucrada en la percepción del espacio.

¿Sabías qué Hombres y mujeres utilizan distintos mecanismos cerebrales para controlar el dolor?

El conocimiento de los entresijos del cerebro masculino y femenino puede ayudarnos, tanto a los hombres como a las mujeres, a sentir más intimidad, más compasión y valoración mutua.

Vale la pena ¿No crees?

Tu amiga y cómplice

Blanca Mercado

Mujeres en el laberinto de la soledad

brunettes-women_00299081

Estoy hablando de mujeres que se sienten mal por calificarse así mismas como: abnegadas, abandonadas, arrastradas, malqueridas y jodidas…

En base a mi investigación sobre el tema encontré una serie de refranes mexicanos que nos muestran un poco de sentido al formarse este concepto femenino.

  • “El amor de la mujer en la ropa del marido se deja ver”
  • “La que a su marido quiere servir, ni puede ni quiere dormir”
  • “La mujer y el sartén en la cocina están bien”
  • “La mujer en casa, pelada y descalza”
  • “La mujer buena es perla y oro… ¿Pero dónde se encuentra ese tesoro?”
  • “Si te hecha por la puerta métase por la ventana”
  • “La mujer buena es anhelada  como tesoro”
  • “La mujer obediente hace que valga”
  • “La mujer hacendosa pone la corona a su marido”
  • “Mujer hermosa y con talento es puro cuento”
  • “La mujer bella en exceso, mucho sexo y poco seso”
  • “Mujer hermosa, loca o presuntuosa”
  • “La belleza y la tontería siempre se hacen compañía”
  • “No te fíes de mujer que hable como hombre”
  • “Mujer, fraile, rey y gato son cuatro ingratos”
  • “Los que tienen mujer, muchos ojos han de menester”
  • “El caballo y la mujer al ojo se han de tener”
  • “Mujer que va a fiestas pone cuernos en la testa”
  • “Mujer y ave poner saben, las aves ponen huevos la mujer cuernos”
  • “El marido celoso no tiene reposo”
  • “Dios te de marido rico y mejor si es borrico”
  • “Al marido temerle, quererle y obedecerle”
  • ¿Quieres tener un marido contento? Ponle la mesa a tiempo.
  • “Cuando el marido no merece llevar calzones… la mujer se los pone”
  • “Cuando la mujer manda en casa, el marido es calabaza”

La mujer abnegada, esa madre triste y sumisa, quejumbrosa y llorona. Que se niega a sí misma. Da lo mejor de ella a los suyos. La encontramos día a día en las telenovelas. Todos los argumentos expuestos dan como resultado una mujer sumisa y dependiente del hombre. A la cual se le puede maltratar en todo sentido.

Fue el 20 de Diciembre de 1993 cuando las naciones unidas aprobaron la declaración sobre la eliminación de la violencia contra la mujer.

Sin embargo aún ahora se trata como un problema individual y no social.  Y no es definitivamente así.

El caso de Martha Alicia

Le  tengo mucho miedo a Luis. Las peleas son cada vez más frecuentes. Me insulta, me controla. Tengo que pedir permiso para todo. Sé que tengo que obedecerle y él me lo recuerda. Tengo que someterme a su autoridad. Estoy confundida.

En ocasiones pareciera que la mujer aceptamos la violencia de manera natural.

El caso de Martha Alicia es el reflejo del abuso al que se ha sometido a la mujer.

Reglas de una mujer sumisa

Ser sumisa significa esto?

  • Serás el apéndice de un hombre que esta el 99% del tiempo ausente. 
  • En amor, mendigarás en lugar de elegir. 
  • Sufrirás en vano, para tener un mínimo de afecto. 
  • Teñirás las relaciones sexuales de romanticismo, aun cuando sean sólo relaciones sexuales es decir te engañaras a ti misma cuando en el fondo sabes la realidad 
  • Mantendrás y sostendrás la autoestima a través de tu AMO no en tus cualidades personales, sabiendo que el solo te dará palabras bonitas cada 4 meses. 
  • Usarás la lastima y compasión para forzar el amor o el compromiso de tu AMO. 
  • Te transformarás en rehén, por necesidad obsesiva de seguridad y afecto. 
  • Dejarás de lado todas tus responsabilidades como ser humano (trabajo familia amigos) para mantenerte al lado de tu AMO y cumplir sus exigencias aun cuando el AMO no asume ninguna responsabilidad ni compromiso. 
  • Tendrás miedo de mostrar duda, hacer preguntas, cuando veas o sientas una situación injusta. 
  • Permitirás el maltrato para mantener una relación. 

¿Cómo sobreponernos a la tensión de no sentirnos amadas?

La mujer segura de sí misma no tiene temor de no ser amada. Ante todo saben que Dios las ama incondicionalmente. Para sentirnos plenas y completas necesitamos sentirnos amadas.

Coco Chanel dijo: “encuentra a un hombre que te amé”. “No te transformes en una cazadora de hombres. Porque si lo cazaste  deja de ser un hombre para transformarse en un zorro.  Y el día de mañana se escapará”

No seas una cazadora de hombres. En tu interior posees la sabiduría necesaria para elegir pareja. No vayas preguntando ¿Qué te parece? ¿Crees qué me ame? Usa tu sabiduría. Cree que mereces una pareja sana. Se fiel a ti misma. Que tu vida sea apasionante para ti. No importa si lo es para los demás. Se una mujer apasionada estés sola o con pareja. Eres la protagonista de tu vida. Dentro de ti hay pasión, empuje y fuerza que Dios te dio al nacer. Sigue caminando sola o acompañada. Sigue caminando. Sana lo que tengas que sanar. Respétate, amate. ¿A quién le entregas tu vida? ¿A un hombre? ¿En qué manos dejas tu vida? Recupérala. Hay mucho amor que aún no viviste. Es tiempo de soltar el pasado. Lo nuevo está por venir sólo si te deshaces de lo viejo. Nunca renuncies al amor. Mereces ser amada con mayúscula. Se capaz de decir: “ Yo sé que merezco amor, merezco ser amada, no recibo migajas, merezco amor”

El secreto para ser amada

Este profundo deseo de ser amada y aceptada viene de una historia de vida y tiene su origen en la niñez. Muchas mujeres cuando niñas ñuscamos el reconocimiento de nuestros padres. Eso nos lleva a hacer de todo por llamar la atención.

Pregúntate cada mañana ¿Qué le daría un poco de color a mi vida? En nosotras está la clave.

Lo más importante es aceptarte a ti misma. Mostrarte cómo eres.

Son nuestros bloqueos personales los que provocan un poso de miedos, dudas, deseos, frustración y rabia, ansiedad, fobia, decepción, victimismo y culpa.

Toma unos minutos de tu día, respira, visualiza a la niña que un día fuiste, que miedos tiene, que necesita, que te pide, porque se siente culpable, que es lo que no le dieron sus padres. Abre tu corazón infantil. Escúchate. Saca de tus entrañas tu enfado y tomate tu tiempo para asimilar y perdonarte y perdonar lo que te ha hecho daño.  Corrige tus carencias. Cuéntale a tu pequeña que nadie puede abandonarte, date amor, abrazos, besos, comprensión, escucha la voz de tu interior.

Siente todo lo que tu corazón quiere transmitirte. Solo tú puedes ayudarte.

Atrévete a ser feliz y que ello dependa de ti.

Características de la mujer sufrida…

Fracasa si no se casa

No es decente si manifiesta sus deseos sexuales

Su principal meta atrapar un hombre

Solo quiere ser buena madre o pareja

Trabaja solo si no interfiere con sus labores domesticas

Muestra sus intenciones indirectamente

Es pasiva y resignada

Se nos olvida que si nosotras no nos respetamos nadie más lo hará. La mujer que se minusválida eligen parejas egoístas que las maltratan. La mujer sufrida se siente obligada a someterse. Aceptando toda clase de humillaciones.

Según investigaciones de la UNICEF entre 25 y 50 % de las mujeres de América latina son víctimas del maltrato de parte de su pareja.

Se calcula que el 37%  de las mujeres a nivel mundial han tenido una experiencia de abuso antes de llegar a los 21 años.

Todo esto es producto de un dominio machista, asociado a la sumisión de la mujer sufrida.

En lugar de aprender lo que les conviene, las mujeres sumisas se sienten culpables cuando les sucede algo grato.

La mujer sumisa arrastra profunda inseguridad y una dependencia neurótica que les dificulta y a veces le hace imposible separarse de la persona que la violenta… “Pégame, castígame, ten otras mujeres, pero no te vayas, no me dejes, no puedo vivir sola”

No se da cuenta lo valiosa que es. No sabe que hacer sin una alguien cerca, aunque sea violento, machista, alcohólico, golpeador, sea este el padre, el hermano, la pareja, el hijo.

La mujer sumisa trata de convertirse en lo que el otro quiere con el fin de escapar del castigo y censura.

Rasgos neuróticos de la mujer sumisa

1.- tiene la molesta sensación de que los demás la vigilan y de que Dios las persigue y castiga continuamente.

2.- siente compulsión por hacer lo que los demás le pidan aunque no le convenga

3.- teme manifestar sus opiniones y se siente incapaz de tomar sus propias decisiones

4.- genera diálogos internos obsesivos condenándose

5.- se sacrifica por los demás

6.- se calla para que su pareja sea feliz y no lo deje por otra persona

Malestares de la mujer sumisa

Piel reseca, escamosa, psoriasis en manos, brazos, pecho, genitales, sudor en las manos, palidecen con el miedo.

Intenta un cambio

1.- exige respeto

2.- arriésgate

3.- se fuerte

4.-crea tus reglas

5.- convierte tus errores en lecciones

6.- apasiónate con tu vida

7.- ámate y confía en ti

Busca tus respuestas en ti.

Tu amiga y cómplice Blanca Mercado