Tu relación con la comida

gordo-comiendo-sandwich-obeso

Es muy importante descubrir la forma en que nos relacionamos con la comida. Este es un tema que pesa mucho en la mente de todas las personas, pues estamos viviendo de en un momento alarmante índice de crecimiento de obesidad en nuestro país.

La comida  y yo

Cuantas veces te has enojado contigo por  comido de más. Estas a disgusto contigo. Parece que tu autoestima depende de tu peso.

Eres de los que se atormentan  por su peso. Cuentas cada caloría y pasas hambre después de abotagarte culpablemente de chicharrones  y gorditas rellenas de queso y mantequilla acompañadas de tu refresco familiar. La batalla campal entre la abstinencia  la indulgencia se libre en tu cuerpo cada día.

Te exiges un esfuerzo sobrehumano  y hasta dejas de comer. Vives entre el deseo y la negación.

¿Expresas con desesperación que estas obsesionada por la comida?

Fuerte conflicto entre la comida y tú

El problema de la alimentación va más allá de la comida. Es cuestión de identidad y esencia.

La delgadez se ha convertido en la búsqueda de la mujer por la perfección.

  • ¿Por qué demonios tomamos medidas extremas para bajar de peso?
  • ¿Por qué buscamos en la comida consuelo?

La comida, el sexo y el amor son áreas cruciales para la mujer.

Come sanamente. ¡Es posible!

Come sanamente. ¡Es posible!

¿Qué comer, cuándo comer, cuánto comer?

El estar delgado equivale a tener derecho a ser amado, deseado y tener éxito.

¿La comida es tu verdadero amor?

No te exige nada, no te presiona, siempre esta disponible. La comida es tu amante.

¿Te es imposible parar de comer?

¿La comida es una pasión que te devora?

¿Cuál es tu actitud frente a la comida y a la vida?

La actitud correcta ante la comida

1.- Enamórate de tu espacio para comer

2.- Come cuando estés de buen humor

3.- Juega con los colores

¡Existen muchas razones más para comer sanamente!

Finalmente comparto contigo un cuento para mejorar tu actitud.

La actitud

Lucas era el tipo de persona que te encantaría odiar. Siempre estaba de buen humor y siempre tenía algo positivo que decir. Cuando alguien le preguntaba cómo le iba, el respondía: “Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo”.

Era un Gerente único porque tenía varias meseras que lo habían seguido de restaurante en restaurante. La razón por la que las meseras seguían a Lucas era por su actitud. él era un motivador natural: Si un empleado tenía un mal día, Lucas estaba ahí para decirle al empleado como ver el lado positivo de la situación.

Ver este estilo realmente me causó curiosidad, así que un día fui a buscar a Lucas y le pregunté: No lo entiendo… no es posible ser una persona positiva todo el tiempo ¿cómo lo haces?.
Lucas respondió: “Cada mañana me despierto y me digo a mí mismo, Lucas, tienes dos opciones hoy: Puedes escoger estar de “buen humor” o puedes escoger estar de “mal humor”. Escojo estar de “buen humor”.

“Cada vez que sucede algo malo, puedo escoger entre ser una víctima o aprender de ello. Escojo aprender de ello”.

“Cada vez que alguien viene a mí para quejarse, puedo aceptar su queja o puedo señalarle el lado positivo de la vida. Escojo el lado positivo de la vida”.
“Sí claro, pero no es tan fácil” (protesté).
“Sí lo es”, dijo Lucas. “Todo en la vida es acerca de elecciones. Cuando quitas todo lo demás, cada situación es una elección”. “Tu eliges como reaccionas a cada situación, tu eliges como la gente afectará tu estado de ánimo, tu eliges estar de buen humor o mal humor”.

En resumen: “TÚ ELIGES COMO VIVIR LA VIDA“.
Reflexioné en lo que Lucas me dijo. Poco tiempo después, dejé la industria restaurantera para iniciar mi propio negocio. Perdimos contacto, pero con frecuencia pensaba en Lucas cuando tenía que hacer una elección en la vida en vez de reaccionar a ella.

Varios años más tarde, me enteré que Lucas hizo algo que nunca debe hacerse en un negocio de restaurante: Dejó la puerta de atrás abierta una mañana y fue asaltado por 3 ladrones armados.
Mientras trataba de abrir la caja fuerte, su mano temblando por el nerviosismo, resbaló de la combinación. Los asaltantes sintieron pánico y le dispararon. Con mucha suerte, Lucas fue encontrado relativamente pronto y llevado de emergencia a una clínica. Después de 18hs. de cirugía y semanas de terapia intensiva, Lucas fue dado de alta aún con fragmentos de bala en su cuerpo.

Me encontré con Lucas seis meses después del accidente y cuando le pregunté como estaba, me respondió: “Si pudiera estar mejor, tendría un gemelo”. Le pregunté qué paso por su mente en el momento del asalto. Contestó: “Lo primero que vino a mi mente fue que debía haber cerrado con llave la puerta de atrás. Cuando estaba tirado en el piso recordé que tenía 2 opciones: Podía elegir vivir o podía elegir morir. Elegí vivir.

¿No sentiste miedo?, le pregunté.
Lucas continuó: “Los médicos fueron geniales. No dejaban de decirme que iba a estar bien. Pero cuando me llevaron al quirófano y vi las expresiones en las caras de médicos y enfermeras, realmente me asusté… podía leer en sus ojos: es hombre muerto. Supe entonces que debía tomar una decisión… “

¿Qué hiciste? pregunté.

Bueno… uno de los médicos me preguntó si era alérgico a algo y respirando profundo, grité: Sí, a las balas!!, Mientras reían les dije: “Estoy escogiendo vivir… opérenme como si estuviera vivo, no muerto”. Lucas vivió por la maestría de los médicos pero sobre todo por su asombrosa actitud.
Aprendí que cada día tenemos la elección de vivir plenamente, la ACTITUD, al final, lo es todo.

Buen provecho.

¿Por qué no me valoro me obsesiono por mi pareja?

BO - Hans Herbots/Caviar Films.

¿Cuánto vales? ¿Crees que vales? ¿Cómo te valoras? ¿Qué es una obsesión? ¿Qué implica estar obsesionado? ¿Qué lugar le doy a la pareja en mi vida? ¿Qué diferencia hay entre amor y obsesión? ¿Cuándo me obsesiono soy violenta conmigo misma?

La obsesión no genera paz. Pareciera una droga. Actúas irracionalmente.  En lugar de decir te amo, podrías decir algo como “estoy enferma de ti”.

¿Cómo surge la obsesión?

Requiere de tres ingredientes fundamentales.

  • Desconfianza
  • Inseguridad
  • Baja autoestima

Los mezclas muy bien y listo, te enfermas de obsesión.

¿Cómo eliminar la obsesión?

Sencillo: los cuatro acuerdos de la semana te dan la respuesta.

Primer acuerdo

Aceptar mi imperfección me permite dejar de buscar aprobación fuera de mí.

Deja de tratar de cambiarte a ti mismo o a los demás. No trates de ser perfecto. Renuncia a esa utopía. Cambia el buscar mejorar tus imperfecciones por el regalo de la aceptación incondicional.

Cuando aceptas que eres imperfecto se acaban los problemas. Por qué no empezar a disfrutar mis imperfecciones. Acepto mi imperfección y voy con ella a donde me lleve.

La perfección está a un paso de la locura. La búsqueda de la perfección se vuelve obsesión.

Segundo acuerdo

Las heridas emocionales de mi infancia generan el tipo de pareja que elijo. Y la forma en que me relaciono.

Si conviertes a tu pareja en el eje de tu vida te conviertes en obsesivo.

Cómo saber si soy obsesivo

1.- Lo llamo frecuentemente y me aparezco frecuentemente

2.- No se estar sin pareja

3.- Me dejo humillar por mi pareja

4.- Quiero ser perfecto para mi pareja

5.- Pienso que mi pareja cumple el 100% de mis expectativas

6.- Tengo miedo de que la relación termine

7.- Imploro seguir con mi relación

Si eliges como sí a más de tres: te ha atrapado la obsesión.

Tercer acuerdo

Confiar en mí es la herramienta para relacionarme sanamente.

Significa confió en mi intuición. Confío en mi proceso de vida y estoy a salvo. Confío en mi sabiduría interior.

Esto implica:

1.- Me siento libre

2.- Escucho los mensajes de mi cuerpo

3.- Me libero de todo lo que me hace daño

Cuarto acuerdo

Nadie me trata mejor o peor de como yo me trato.

El maltrato de los demás es un reflejo de lo que yo creo de mí.  Hay personas que no son conscientes de como su comportamiento repercute en el trato que los demás le dan.

Si tú no valoras quien eres. El problema del maltrato en que vives eres tú.

Cuando una persona se obsesiona muestra sus carencias afectivas. Se muestra confundida y piensa que tratando a los demás mejor. Recibirá un mejor trato.

Ese es un pensamiento mágico. No termines enferma o muerta. Comienza a ser más cuidadosa contigo.