¿Y dónde están los hombres?

iStock_000025398177_Large

Y ¿Dónde están los hombres?

 

Una hermosa alumna me preguntaba hace dos días al respecto.

Es una chica joven, linda, inteligente y para rematar noble.

¿Dónde están los hombres?

Le prometí preparar toda una investigación formal y hacer un programa de radio al respecto.

Pero decidí avanzar un poco con este articulo.

 

En mi libro “MUJER SOLTERA BUSCA MARIDO” profundizo bastante sobre este tema. Pero tomándolo como referencia te comparto lo siguiente:

 

Las relaciones no funcionan entre las razones principales:

1.- Por que buscamos que otro nos de lo que nosotras no queremos darnos.

2.- Porque elegimos pareja por miedo a la soledad, por llenar vacíos o por simple apego.

3.- Por nuestro patrón de víctima que otorga el poder al otro perdiéndonos a nosotras mismas.

 

Todo en esta vida tiene un costo. Pero en la mente femenina no hay nada por lo que se pague más que por tener una pareja. Seguramente has escuchado más de una historia en que una mujer renuncia a todo en nombre del amor.

Todos los días convivimos con este asunto de ganancias o pérdidas. Solo que no estamos conscientes de ello. Te levantas pierdes horas de sueño y ganas puntualidad en tu trabajo. Te comes una piza en lugar de una ensalada ganas el placer de darte un antojo, pierdes tu inversión con el nutriólogo, porque no le haces caso a su dieta. En conclusión nuestra vida es el resultado de nuestras elecciones. Así que no hay premios ni castigos. Solo resultados.

¿Qué nos ocurre cuando no tenemos pareja a las mujeres? ¿Hay algo tenemos que hacer al respecto?

Te comparto la siguiente historia de una mujer como tú y como yo. Las historias que leerás en la presente obra son todas verdaderas. Solamente los datos personales han sido modificados. Te pido que las leas con una mente abierta y sin juzgar, de lo contrario no te servirá de nada la presente información.

 

Marcia tiene cuarenta años. Es una mujer esbelta y muy atractiva. No ha tenido hijos. Renuncio a la maternidad por la situación particular de su pareja. Ella es experta en ventas y trabaja capacitando a empresas en el increíble arte de saber vender. Viaja mucho y siempre se distingue por su seguridad personal e imagen impecable de éxito.

“Tengo un problema” me dijo Marcia con voz triste. Quiero terminar con mi pareja y no puedo.

  • ¿Qué te lo impide?
  • Son muchos años juntos. Todo comenzó cuando yo tenía doce años. Estaba en primero de secundaria y mi compañero de la escuela me pidió que fuera su novia. Se lo conté a mi madre y como respuesta obtuve una tremenda golpiza.

No lo acepte. Paso el tiempo. Al llegar a la preparatoria lo volví a encontrar. Él se llama Antonio. Yo en ese momento tenía 16 años. Nunca había tenido novio. Mi madre no me dejaba. Ella había sido madre soltera y no quería vivir lo mismo.

Esta vez no le dije nada a mi madre y a escondidas nos hicimos novios. Termine mi carrera de mercadotecnia y él de administrador de empresas. Mi madre nunca supo de nuestra relación. La mantuve en secreto todo el tiempo. Un viernes mi novio me dijo que no vería durante una semana por cuestiones de trabajo.

Yo hice mi vida normal a excepción de pasarme la tarde con él a escondidas. Algunas veces nos íbamos a un motel para estar juntos. Quiero aclarar que aunque yo ya no era virgen. Pues hicimos el amor a los dieciséis años. Él nunca me dijo que yo no valía. Me decía que como la había perdido con él. Yo seguía siendo ante sus ojos una mujer decente.

El domingo en la noche fui a misa y grande fue mi sorpresa cuando descubrí a mi novio casándose con otra. Fue cuando conocí a su familia. A distancia por supuesto. Él sólo me miro y siguió de largo con su ahora esposa.

Mi madre nunca supo por que quise matarme esa noche. Al salir del hospital me prometí no llorar más. Pero la verdad lo extrañaba mucho. Quince días después de ese diabólico domingo llegó a buscarme a mi trabajo y me pidió perdón. Hicimos el amor como nunca. Lo perdone y seguimos a escondidas. Nos veíamos todos los días y así podría cuidar a mi madre que siempre estaba muy enferma. Él comenzó a tener hijos con su esposa. Cuatro en total y trabajaba mucho para mantener a su familia. Así que a partir de ese momento era yo quien pagaba nuestras salidas y el motel para ayudarlo económicamente. Después comencé a darle dinero para que mantuviera a sus hijos en un nivel de vida más alto, pues a mí me iba muy bien económicamente. Nunca me permitió tener un hijo. Llegue a ponerle un negocio a la esposa. Nadie supo de mí. Ni como amiga. Siempre he sido un fantasma.

Lo más grave es que mi pareja me ha pedido que le compre una casa si en verdad lo quiero. Y yo no sé qué hacer.

Soy empresaria, exitosa, gano súper bien. Pero siento que me hace falta algo. Que estoy incompleta.

 

Indudablemente el mejor consejo para Marcia sería el ya conocido quiérete un poco. Pero qué sentido tenía decirlo. Definitivamente esta mujer no había asistido a consulta sólo para escuchar una frase que bien podría decírsela una amiga en un café. En verdad quería saber ¿Por qué le era tan difícil soltar una relacion que no le ofrecía nada?

¿Tendemos a aferrarnos a las personas o situaciones que nos hacen sufrir?

¿Actuar así es un error?

¿Cómo soltar lo que no nos hace bien?

Simplemente dejando de forzar la situación para que sea como nosotras deseamos. Cuando nos esforzamos porque una relacion funcione, nos desgastamos en esa dependencia emocional. Le entregamos nuestro poder personal, pues no somos felices si el objeto de nuestra obsesión está lejos de nosotras.

Esto le paso a Marcia sin darse cuenta se volvió adicta a una relación destructiva y pago un precio muy alto por ello.

Detrás de esa necesidad de retener a la pareja hay muy serias heridas ocultas. Necesidades infantiles no satisfechas. Cuando nos sabemos merecedores de ser amados no necesitamos a nadie para ser felices.

Cualquier relación que nos genere sufrimiento es una relación destructiva para nuestra salud emocional. Pero la responsabilidad no es definitivamente atribuible al agresor. También corresponde parte de responsabilidad de aquel que lo permite.

Marcia vive ahora más pendiente de sus necesidades personales. Dejo de pensar que era una tonta por permitir que abusaran de sus límites. Descubrió que sus primeros maestros de agresión fueron sus padres y sin darse cuenta se fue acostumbrando a estar cómoda en medio del caos.

La madre de esta mujer devoro sin darse cuenta los límites personales de su hija. Estoy convencida de que en ningún momento fue su intención pero fue domesticando a su pequeña a ser violentada sin problema o protesta alguna.

Una relación llena de misterio e intriga como la de nuestra protagonista de la historia se convierte en un peso emocional que desgasta la fuerza de voluntad.

¿Por qué no huimos de una relación incomoda?

Por curioso que esto resulta para entenderse. La mujer se siente aterrada de ser abandonada por su hombre. A pesar de lo visible que resulta para los demás su abandono.

Cuando las mujeres buscamos en nuestras parejas que nos protejan, cuiden, admiren, consientan y amen, estamos lejos de vivir esas mismas características en nosotras. Idealiza ciegamente al pretendiente y crea sólo en su mente esa pareja. Así surge una relacion enferma en la que se pasa todo.

Poco a poco esta mujer fue cediendo a las solicitudes de su pareja. Lo impactante es como después de tanto dolor nuestra amiga elegía seguir entrampada. Con la ilusión de haber encontrado a un rescatador de su castillo de pureza se someten por conducto del miedo, la culpa y la amenaza de quedarse sola. Se trata de inmadurez emocional que te atrapa donde no quieres estar.

No siempre una mujer dependiente emocionalmente es dependiente económicamente. En el caso referido puedes darte cuenta que ella era económicamente más poderosa que él. Será que entonces nos convencemos de que amar es sufrir y lo vemos como natural.

Entre más débil, sumisa y obediente sea una mujer, más posibilidades tiene de atraer este tipo de hombres.

Un hombre inseguro, con baja autoestima, es un hombre con un grandioso complejo de inferioridad y buscará a alguien dócil para ir minando poco a poco su confianza en sí misma.

 

Al día siguiente realice una encuesta por radio entre mujeres, buscando encontrar algunos rasgos a trabajar en la presente investigación:

¿Cómo debe ser el hombre que elijas para pasar el resto de tu vida?

Las respuestas fueron algo similar a: Seguro, Independiente económicamente, líder, visionario, positivo, respetuoso, autentico, inteligente, con sentido del humor, con principios morales, y hasta hubo quien respondió ¿Existe?

Ahora respóndeme tú:

¿Cómo debe ser el hombre que elijas pasar el resto de tu vida?

 

Una no debería casarse por no estar sola. Ni tampoco por lo romántico de una boda. Si no merece la pena arriesgarte a estar con alguien. Por favor madura y no lo hagas.

¡Mucho cuidado!

Una relación de pareja saca lo que llevas dentro. Deja de soñar. El amor es energía y si desde el principio tu relación es problemática te tengo una noticia el amor jamás destruye.

Tu miedo a la soledad esconde un gran ego. Y quien está enfermo de ser reconocido y acompañado no puede ser capaz de amar.

1947949_597663273659857_336740418_n1471156_549322301827288_304173306_n

¿Eres capaz de sentir amor?

¿Qué es para ti el amor?

Nacemos solos, vivimos solos, morimos solos, entonces ¿Por qué nos casamos? O buscamos pareja. ¿Por qué razón queremos estar comprometidas?

 

¿Qué me falta para poder ser elegida?

Tenemos miedo de estar solos, tenemos miedo de perder a nuestra pareja, tenemos miedo de nuestra pareja.

Antes de aceptar casarnos con alguien deberíamos observar cómo se quiere así mismo.

¿Cómo te amas tú?

¿Eres amorosa contigo?

¿Cómo podrías ser amorosa contigo?

 

“Mujer, no detengas tu vida por esperar el amor” tu pareja es protagonista de su vida. Tu historia personal ya tiene estrella. Eres tú.

 

Para tener una relación de pareja sin protagonismo solo se requieren dos requisitos.

Liberarte de tus traumas pasados y tus miedos y vivir el presente.

Continuará

logo

 

 

¿Por qué tratamos de cambiar al otro?

DSC03185

Por Blanca Mercado

¿Por qué tratamos de cambiar al otro? ¿Por qué no puedes aceptarlo como es de corazón?
Si crees que la otra persona necesita cambiar . Eso quieres decir que no es para ti. Querer cambiar al otro es perder el tiempo.¿Por qué no puedes aceptarlo como es de corazón? 

Si crees que la otra persona necesita cambiar . Eso quieres decir que no es para ti. Querer cambiar al otro es perder el tiempo.

 ideas-para-tu-mejoramiento-personal

Pero ¿Quién nos creemos pensando que sabemos como debe ser la otra persona? Si con trabajos nos conocemos a nosotros mismos.

Estamos tan al pendiente de lo que le hace falta a los demás que se nos olvida que lo más importante es concentrarnos en lo que queremos mejorar de nosotros.

“Existen tres razones para no querer cambiar al otro decía mi abuela…

La primera no funciona, la segunda no importa y la tercera ni me acuerdo… No pierdas el tiempo queriendo cambiar a los demás… disque por su bien”

Esa era mi abuela. Cuando hablaba atinaba la pedrada.

Pon en tu mente a tu pareja. Si no tienes pareja, a la ultima persona que fue tu pareja… seamos sinceros ¿Qué pretendías cambiar de esa persona? ¿Por qué? No me vayas a decir que por su bien. Eso no es cierto. “Por metiche” …esa, sí te la creo.

Las personas son como eligen ser y a eso yo le llamo libertad. aún cuando pensemos que no saben lo que hacen, lo cual nos coloca en una posición ególatra. Las personas siempre actuamos creyendo que hacemos lo mejor y no necesitamos que alguien nos contradiga por que se siente perfecto o mejor que nosotros.

Dicen que no hay mejor consejo que aquel que se da cuando solamente te lo piden. Sino como dicen “Calladita te ves más bonita”

Todo esto nos lleva a que cada persona es como debe ser. Dirijo entonces mi energía a trabajar conmigo. Hay mucho por hacer ¿No crees?

En mi libro “Mujer soltera busca marido” te comparto una historia bíblica que disfruto mucho se trata de dos mujeres. Imagínalas una se llama Martha y la otra cha se llama María. Martha era muy amable y servicial con los invitados. Lo que se diría una buena anfitriona. Un día recibí o aun personaje muy importante llamado “Jesús” era muy famoso por curar enfermos. Así que Martha andaba de arriba para abajo cuidando cada detalle. María en cambio solo la muy comodina se sentó a los pies del maestro a escucharlo con mucha paz. Martha le hachaba cada mirada a la huevona de su hermana (Según ella. Pues quería cambiarla por otra más trabajadora, como ella misma en pocas palabras)

Jesús que era muy sensible a las muecas de Martha y su visible molestia le dijo…

“Martha, Martha afanada, estas con muchas cosas”

Esas simples palabras hicieron que Martha se avergonzará de juzgar que María era una floja. ¿Y sabes que hizo? dejo toda su distracción en la tarea y aprendió  de María a hacer lo más importante.

Quería cambiar y salió cambiada. Cuando veas la paja en el ojo ajeno. Revisa tu ojo primero.

Aceptación implica conocernos más para poder aceptar a los demás. La aceptación de los demás da calma mental. Y una mente calmada da sabiduría.

1947949_597663273659857_336740418_n

Lee “Mujer soltera busca marido si ya lo tienes busca la página 71 y descubre más de ti.

Deja de ver a los demás vuelve tu mirada hacía ti.

Comparte este blog con todo el que se deje…

 

 

 

 

 

 

 

Detecta al señor no compromiso y no pierdas el tiempo

Woman Looking at a Man Sitting Beside Her

Por Blanca Mercado

divorcio1

 

He escuchado en mi consulta sin numero de mujeres que pasan años de su vida en relaciones No funcionales y sin dirección alguna.

En mi libro “Mujer soltera busca marido” Toco este tema con bastante claridad en uno de sus capítulos.  Pero para facilitarte el proceso mientras entras el estudio profundo de la obra te comparto algunas señales que que tu pareja no quiere nada serio contigo:

1.- Le resulta muy divicil ser monógamo.

2.- Evita salir solo contigo. Prefiere a sus amigos.

3.- Nada personal de él esta en tu casa. Ni permite que cosas personales tuyas estén en la de él.

4.- No establece rutinas. No tienen un tiempo preestablecido. Puede desaparecer semanas enteras.

5.- Evita involucrarse con tu familia o que tu te involucres con la de él.

6.- Es bastante idealista y soñador. Sin concretar nada.

7.- Justo cuando comienzas a hablar de algo formal se aleja.

8.- No tiene un proyecto en común contigo.

9.- Jamás establece su propuesta con fecha.

10.- Conflictos constantes cuando se toca el tema de compromiso, matrimonio etc.

Más que las palabras lo que determina si en una relación hay compromiso son los hechos y acciones. La relación fluye de manera natural. No se necesita presión o amenaza.

 

“Nunca es tarde para encontrar el amor, Pero hazte un favor y deja de buscar afuera”

Tomado del libro

Mujer Soltera busca marido

Editorial Panorama

Blanca Mercado

 

El divorcio por unos aguacates

divorcio1

¿Cuál es la razón por la cual nos separamos?  ¿Cuál es la razón por la cuál nos divorciamos?

Lo que yo llamo “la causa detrás de la causa”. Existen varias razones por las cuales nos divorciamos de una pareja. Pero la verdadera razón muchas veces ni siquiera la pareja lo sabe. Sostengo que el origen de la separación de una pareja siempre esta en sus heridas emocionales durante su infancia. Pero eso no es lo más delicado. Sino como a través del divorcio afectamos a otros seres “Nuestros hijos”.

¿Qué ocurre cuando te dicen que ya no quieren seguir contigo?

Que tienes que aprender a recoger tus lagrimas y llevártelas a otra parte. Si tu pareja ya no desea estar a tu lado. Ya no hay nada que hacer. A fuerza ni los zapatos entran.

Sé que es doloroso reponerse de una separación. Pero más doloroso es alargarla con una falsa esperanza de que se pueda rescatar.

Hay matrimonios que hace mucho tiempo viven divorciados espiritualmente. Cada quien duerme en su cama y hasta hay quienes llevan años sin hablarse ni voltearse a ver. ¿Qué pasa con estas parejas? No se atreven a decir la verdad visible. Prefieren esconderse tras la falsa justificación de lo hago por los hijos. Aun cuando el marido hace años vive “secretamente” con su amante.

divorcio

¿Será el divorcio un mal necesario?

Yo siento que tendríamos que soltar la etiqueta de evaluación y dejarlo únicamente con el termino en que en muchas ocasiones es necesario. La misma ley lo contempla en el código civil con las llamadas causales de divorcio. Entre ellas:

  •  El adulterio
  • La violencia
  • La incitación a la prostitución
  • Actos inmorales contra los hijos
  • Separación por más de seis meses sin causa justificada
  • entre otras varias.

Pasar por un divorcio implica un estrés similar a  la amputación de un miembro de nuestro cuerpo. En esos momentos una frase conocida del maestro Goethe es la más oportuna para mi ver: “Lo que no te mata te fortalece” pero ¿qué sentido tiene el dolor del divorcio?

Dicen que la última de las capacidades humanas es la capacidad de elegir la actitud personal ante el conjunto de circunstancias.

Si estás viviendo una separación o un divorcio dale sentido a tu dolor. Tu puedes elegir.

  • ¿Por qué me paso esto a mí?
  • ¿Qué me paso?
  • ¿Qué voy a hacer ahora?
  • ¿Cuándo va dejar de dolerme?
  • ¿Hasta donde soy responsable de este tremendo dolor?
  • ¿Volveré a ser feliz?

El divorcio es el recordatorio de que no siempre resultan las cosas como deseamos. Nadie se casa para divorciarse años después. Todos absolutamente todos hacemos lo mejor que podemos hacer. Es saludable aceptar la situación y actuar en consecuencia.

¿El divorcio genera adicción al sufrimiento?

El sufrimiento no tiene nada que ver con el tema del amor perdido. Más bien se relaciona con nuestros apegos a nuestra idea del matrimonio y sueño de familia perfecta.

Lo que nos hace sufrir, de nuevo es nuestra actitud ante nuestra pareja. Si la perseguimos, rescatamos y luego nos hacemos víctimas, te aseguro que vas a sufrir y mucho.

No te hagas la víctima

Asume tu responsabilidad ante el fin de la relación y no me inventes que todo estaba muy bien hasta que otro u otra apareció. Porque si eres honesta todo estaba mal para que la otra apareciera.  Cuando nos hacemos la victima  tratamos de manipular a las personas y a las circunstancias mostrándonos indefensos. Somos poco conscientes de nuestro rol.

Si alguna vez te has sorprendido diciendo que no conoces la causa de tu divorcio o separación: Te equivocas. Siempre hay una razón. Incluso tras la razón.

Pero ¿Cuál es la raíz del problema?

Nuestra obsesión. Nunca el amor es el verdadero problema. El amor no duele y cuando comienza a doler se convierte en pecado.

Detrás de un divorcio o separación existe mucho miedo. Miedo al abandono, a no ser dignos, a ser ignorados, a no ser felices y a ser destruidos.

Aprende a poner límites

El divorcio o la separación de una pareja nos invita a revisar la manera que tenemos de poner límites.  Cada uno de nosotros resuelve si queremos vivir con sufrimiento o con responsabilidad.

  • ¿Sientes que tu vida se va de tus manos?
  • ¿Sientes que diste demasiado?
  • ¿Tolero faltas de respeto?

La separación nos refleja la manera absurda en que callamos lo que nos molesta. Los límites son precisamente esas barreras invisibles y simbólicas que impiden que las personas penetren nuestro espacio y abusen de nosotros. Y desde luego que nosotros abusemos de ellos.

Gran parte de nuestras dificultades especialmente aquellas que son recurrentes tienen su origen en nuestro pasado. En ese pasado en el que no estuviste presente. En tu historia trasgeneracional.

Si estas pasando por una separación date tiempo. Tiempo para conocerte y vivir sin prisa. Tiempo para descubrir –Vaya forma- que no todo lo sabemos. Tiempo para generar el menor daño posible a nuestros hijos y ex pareja y desde luego a nosotras mismas.

Podrás amar con locura a tu ex pareja. Pero si él no te ama y respeta y te duele lo que hace. No sigas galopando sin freno al precipicio.

Decide por ti y para ti. Prepárate para soltar y dejar ir. Hay algo más importante que mendigar amor y ese algo más importante lleva tu nombre. Invierte en ti. No gastes y desgastes tu energía. No te ates con patéticas excusas y justifiques conductas que no van. No te cierres las puertas tu sola.  No busques convertirte en la consentida de quien no te quiere bien.

Se sincera a nadie le obligan a estar  con nadie. Cada quien esta con quien quiere estar. No te engañes y te inventes argumentos. Deja de creer historias negativas, no seas ingenua siempre hay una causa y efecto.

Quita esa cara de tristeza, de rabia y de inconformidad. Motívate con tu vida. Ve tu rostro en un espejo ¿Esa es la cara o expresión que deseas tener?

Deja de creerte un ángel celestial  sufriendo inútilmente. No te hagas daño a ti misma y al grupo de personas que te rodean.  Ya no metas el dedo en la llaga para que te duela más.

En un divorcio nadie gana ni pierde. La vida sigue. Mujer levántate, ámate y cuídate para que al final puedas decir con orgullo.

“Estoy lista para el compromiso”.

Pero conmigo misma.

Te recomiendo leer

Me divorcié por unos Aguacates

Blanca Mercado

Editorial Panorama

12 pasos para ser feliz

Blanca Mercado

Editorial Pax México

Solucionando problemas con la familia

Problemas-familiares

Nos quejamos de los problemas de violencia en el mundo. Nos olvidamos que la familia es reproductora de las condiciones sociales. De ahí la importancia de entender la raíz de nuestros problemas conociendo la dinámica de mi familia.

Lo que no me gusta fuera esta dentro

La familia es una institución con funciones muy importantes, entre ellas la reproducción de patrones sociales. La familia genera expectativas sobre los integrantes.

Cuando nace un nuevo miembro de la familia lo primero a lo que ponemos atención es si fue niño o niña.

En cuanto el sexo es conocido se generan expectativas y planes. Si es niño los padres esperan que sea fuerte, valiente, audaz, dominante. Si es niña espera que sea bella, tierna, buena, amorosa, decente. Esperamos que el niño supere al padre y la niña a la madre.

la familia y los problemas

La familia es como un eterno círculo que se influye permanentemente

¿Qué pasa con las expectativas de los padres sobre los hijos?

Estas expectativas son vitales y requieren que les pongamos mucha atención. Por qué son una fuente de conflicto personal al independizarnos.

¿La pareja se escoge por suerte?

No. Es un proceso que comienza precisamente dentro de tu familia. Es donde asumes un modelo de comportamiento. O lo tomas al pie de la letra o eliges totalmente lo opuesto. El modelo se termina de construir atrevas de las relaciones de noviazgo.

Cada miembro de la familia cumple ciertas funciones para los demás. La familia satisface algunas necesidades emocionales y crea interdependencias. Lo ocurrido en una familia se transmite a las siguientes generaciones.

Todas pero todas las experiencias de la familia modulan y granizando el ambiente y lo hace funcional ¿tu familia es un ambiente sano?

La pareja se selecciona mutuamente al redes cubrir aspectos rendidos de sus relaciones y vuelven mediante la identificación a revivirlos.

Por lo general no tenemos la pareja que queremos, sino la que necesitamos.

Este tema continuará. Me interesa mucho tu, opinión manda tu correo a desarrollohumano@blancamercado.com y cuéntame que clase de familia tienes.

1 2