Afirmaciones para tu niño interior

img86

Por Blanca Mercado

 

Diapositiva1

Durante más de veinticinco años de mi vida he trabajado con las emociones de miles de niños interiores heridos desde tres años a 98 años.

Me he dado cuenta que la raíz de todos nuestros problemas se encuentran en nuestros primeros años donde programamos inconscientemente ciertas afirmaciones mentales.

¡No puedo!

¡No se!

¡No me quieren!

¡No valgo!

Entre otras.

Tendemos a decretar a través de las afirmaciones conscientes o inconscientes a nuestro favor o en contra.

Las afirmaciones son fundamentales en niños pequeñitos porque estos construyen la verdad de si mismos en esos momentos.

Nos auto afirmamos o autonegamos.

Las afirmaciones cargadas de emoción impregnan nuestra mente y las acepta completamente.

¿Cómo crear afirmaciones?

Comienza con…

Yo… (TU NOMBRE COMPLETO EN VOZ ALTA)

Expresa tu deseo como realidad y en tiempo presente

Visualízala

Pide la intervención de Dios (Bendiciones)

Agradece

Ejemplo:

Yo Blanca Estela Mercado Magaña

Vivo plena y tranquilamente en prospera abundancia  y amor desbordante

Bendice la misión que me has dado señor de ser feliz en la tierra y otórgame los dones necesarios para lograrlo

Gracias Padre creador por tu generosidad derramada en mi vida

No olvides amiga (o) mío que tu niño interior te observa y te escucha. Y más que eso se fija en lo que haces todos los días.

Venimos de un inmenso amor. Amemos y no pongamos resistencia.

No eres una víctima de las circunstancias. Recuerda que Dios siempre te ama. Eres elegido solo basta creerlo. Lamentablemente somos el principal obstáculo para el éxito y no nos damos cuenta.

Si le das permiso de actuar a Dios siempre tendrás lo más importante y exactamente lo que necesitas.

Sanando mi relación con mi padre

padre-e-hijo-cara-a-cara

Yo tuve un padre como cualquier otro. No es un padre perfecto. Ni se parece a un padre de película. Pero la mitad de lo que soy viene de el y de sus ancestros.

Tengo buenos y malos recuerdos de él. Lo mejor de todo es que cuando deje de juzgarlo y de querer corregirlo se convirtió en un buen padre.

Algunas personas en terapia me han preguntado ¿cuanto tiempo se tarda en sanar las heridas con el padre? Un segundo. El momento en que eliges dejar de cuestionar y aceptas a la persona tal y como es y no como hubieras deseado que sea.

Toma a tu padre. Toma a la imagen del padre que tienes en tu mente y reconciliare con esa imagen. Será bueno para tu alma. Tienes un padre mental que es el que necesitas para ser feliz. Si deseas cariño comienza a dártelo tu. ¿Qué esperas? Deja de llorar por lo que no tienes y cree que mereces una vida mejor que comienza con un mejor trato de ti mismo.

¿Qué clase de padre eres contigo mismo?

padre_hija2

Sanación del niño interior

993003_464184610341058_727039763_n

Estamos ante uno de los aspectos más importantes y delicados de la vida de una persona. ¿Sabías que lo que vives actualmente es reflejo de lo que viviste en tu infancia? Ante cada problema que estás viviendo, existe una solución común: la sanación del niño interior.

¿Qué es el niño interior?

El niño interior es el “yo” emocional. Esa parte de ti que nació enérgico para conocer el mundo, pero que a la vez se fue topando con restricciones del entorno. Los regaños, las enseñanzas a través del miedo, la aceptación. Todo esto forma heridas que pasan desapercibidas, mas no significa que sean invisibles. Tarde o temprano, brillan por si solas.

Resulta, que conforme crecen, muchas personas entierran su infancia. ¡Boom! Un poco de tierra y ya pasó. Eres adulto, adiós pasado. Y cuando ese pequeño te susurra de vez en cuando, hacen oídos sordos. ¡Y espera, que ese niño se cansa y pega un grito!

Cuanto más conozcas a ese niño interior y aprendas a acompañarlo, a sanarlo, podrás retomar las riendas de tu vida actual. ¿No estás cansado de tener miedo? ¿Del fracaso de tus relaciones, del fallo en los empleos? ¿De todo? Es el niño interior que esta buscando tu atención.

Razones por todos lados

La razón está en tus vivencias de la infancia. Desde que fuiste concebido, hasta aproximadamente los 12 años (que es cuando te concretas y comienzas a descubrirte).

Conforme fuiste creciendo, cada aspecto de tu vida fue dejando una huella en ese niño interior. Podrían ser grandes momentos, que te preparan una vida de éxito y confianza. Pero los aspectos negativos merman este desarrollo. ¿Has hecho algo para perdonarte? ¿Para aceptarte, dar las gracias y seguir?

sad-child06

¡No es nada a la ligera!

Un niño herido afecta tu vida adulta más de lo que crees:

  • Amor
  • Pareja
  • Salud
  • Familia
  • Dinero
  • Éxito
  • Seguridad
  • Metas
  • Relaciones sociales

Si alguno de estos aspectos están debilmente desarrollados en tu vida, hay algo en tu niño interior que debes sanar. ¡Y no te preocupes! No son necesarios pinzas ni bisturí.

¡Quiero sanar a mi niño interior!

Existen varios aspectos que debes traer de tu pasado a tu presente para tomar a tu niño interior, y darle ese abrazo que tanto necesita. El o ella necesita saber que estás ahí. Que estás para ti.

Confianza

Tu niño interior debe saber que no te avergüenzas de el. Que a pesar de lo que haya pasado, lo importante es que sigues aquí. Que aprendiste muchísimo, y eso te ha permitido valorar lo que existe a tu alrededor. Tu eres el maestro zen y el mejor amigo de ese niño interior.

Para que tu niña interior salga del lugar de donde se esconde, es muy importante de que pueda confiar en que estarás ahí para ella. Necesita una aliada que la apoye y que no se avergüence del abandono, negligencia, abuso en el que estuvo implicada. Estos son los primeros elementos para trabajar sobre la sanación.

Aceptación

¿Recuerdas esa canción que dice “lo pasado, pasado”? Se trata de aceptar a tu niño interior, sin importar las circunstancias. Eres una persona increíble, hermosa y valiosa. Y tu niño interior lo sabe. Solo debes recordártelo de vez en cuando.

Mírate al espejo: enamórate de ti.

Enojo

¿Te ha sacado de onda lo que llevamos? ¡Eso está muy bien! Es el comienzo de la sanación. Tienes derecho a enojarte. Es parte del duelo.

Al final, lo que importa es darte cuenta que eres responsable de lo que eres. Mas no debes ponerte la carga de todo lo que pasa. Tienes derecho a equivocarte.

Y si algo te hizo daño en el pasado… ¿qué crees? ¡No es tu culpa! Eres libre. Nadie puede apagar esa llama que tienes.

Tristeza

Desahógate. Suelta lo que llevabas reprimiendo tantos años. Con la tristeza se van las culpas, y lo que queda eres tú. Sin penas, ni culpas. Solo tu y tu niño interior, y un mundo por delante.

¡Vamos a reforzarlo con un taller!

¿Ya te inscribiste al taller “Sanación del niño interior”? Impartido por la doctora Blanca Mercado, una de las mejores escritoras y conferencistas en México. Es un taller lleno de retos y crecimiento, donde todo lo que importa es una cosa: dejar atrás esas heridas, y descubrirte como una persona increíble. ¡No esperes más!

Marca al 3823 0606 para saber más detalles, o al mail blancam@blancamercado.com

 

 

Como sanar la herida del abuso

images-4

Que tema tan intenso trabajaremos hoy. La herida del abuso es latente después de muchos años en nuestro corazón.

Para sanar la herida del abuso primero hay que comprenderlo.

Frida, una pequeña de cuatro años abusada sexualmente por el hermano de su madre con quien vivía y dependía económicamente fue quien me enseño a sanar la herida del abuso.

Ella dibujo un corazón con puntos negros que transmitían su dolor y el daño.

¡Blanca ayúdame a curar mis cortadas del corazón! 

¿Qué hacer para curar las heridas del abuso de un corazón de niño herido?

Para sanar la herida del abuso

  • Primero hay que comprenderlo
  • Después enfrentar el pasado por doloroso que este sea. Lo hecho hecho está.
  • Aceptar la realidad . No te pido negar la verdad. Te pido que no mueras a la verdad y al dolor del pasado sin quedarte en el.
  • No minimices el dolor del abuso. No sigas abusando de ti.

A medida que enfrentas el abuso creces.

La herida del abuso provoca

  • Bloqueos emocionales
  • Críticas
  • Esconder el pasado

¡Dibuja a tu niño herido!

Transmite la experiencia en un dibujo.